domingo, 31 de julio de 2011

Plato combinado y granizado por Luz Hernando

Como ya es costumbre en cada reto, os dejamos con la aportación que ha hecho Luz Hernando, nuestra participante sin blog. Seguro que os encantará.



Por Luz:

Este mes en concreto espero que no os importe que dedique mi receta a mi abuela. Ella me enseñó a cocinar… con lo que se tuviera en la nevera, y que lo que esto fuera quedara como un plato de primera, vaya que en casa eso de la típica cena de restos se convierte en la noche de los manjares, jj.. bueno exagero un poco.

Mi hermana y yo nos “independizamos” hace unos años y aunque vamos aprendiendo lo del tema de ir a la compra sigue siendo cuestión de supervivencia más que de ajustarse a una agenda, vamos que sólo cogemos el carrito cuando no nos queda ni un limón en el Frigo… literalmente. Por lo que este reto en realidad no nos ha supuesto mucho problema en casa y entre las dos hemos ideado un menú completo, no os digo más, nos pusimos delante de la lista de ingredientes de que disponíamos e hicimos como en el concurso de “Cifras y letras” en el que con 10 letras o números tenías que completar la palabra más larga posible, ya me entendéis… pues nosotras igual, así que hemos usado todos los ingredientes… bueno salvo los macarrones.

Como digo esta receta me recordaba a mi abuela, y a nuestras primeras experiencias en la cocina. Yo que aprendí a cocinar con ella rostbeaf, flan y a hacer encurtidos y embotados de pescado aprendí por la fuerza lo que es cocinar un pollo asado ¿os acordáis de vuestro primer pollo asado?, o un caldo
de pollo de esos a fuego lento ( a mí esa primera vez se me consumió todo el líquido… no os digo más)… bueno pues mi abuela con su mejor intención nos equipó a mi hermana y a mí esa Navidad
con lo que para ella son indispensables en una cocina (ojo que ella ha cocinado para 9 hijos y su marido… así que me fío): una olla Express (que sigo teniendo) y el libro de recetas de la condesa de
Parabere que para todo llamaba a su mayordomo ¿?¿?. Con el tiempo y mil llamadas de auxilio hoy puedo decir que me encanta la cocina, y más la de reciclaje que te permite improvisar, imaginar y esforzarte un poquito en que la gente disfrute igual con tus restos de la nevera.

Así que vamos con el plato del reto, no puedo decir que sea una receta única porque como veís es un plato combinado de muchas cosas, más un granizado fresquito… he pensado entonces ir contándoos un poco el paso a paso de la creación del plato… porque en realidad son 4 cosas sin misterio.

Ingredientes (para dos raciones de plato combinado y unos 8 vasos normales de granizado):

Para el granizado:
½ sandía
250gr de azúcar
250 ml agua

Para las brochetas de pollo: 1 pechuga de pollo marinadas en un poco
de aceite y el diente de ajo
Salsa de queso: 100 gr queso fresco, un poco de leche, un chorrito de
aceite y sal
3 patatas y 1 cebolla para hacer una cuna de patatas y cebolla pochada (ya sé que suena un poco cursi…)
Para la ensalada: hojas de lechuga (vereís que la mía no es iceberg, disculpad, pero mi padre nos trajo varias de su huerto… y se nos sale la lechuga por las orejas… no podía comprar encima más). También le puse el melocotón, unos trozos del queso fresco y un poco de aceite y sal.
Hice además unas galletas saladas, para ello usé una receta griega cuyos ingredientes son: 115gr de harina, 115gr de mantequilla, 115 gr de queso fresco y un huevo batido para glasear (yo ese día no tenía huevo… era el día de Santiago con todo cerrado… vereís que en mi caso lo de aprovisionar la nevera es cierto, jjj)


Modo de hacerlo:
Vale en este caso como os digo voy a contaros más o menos como elaboré el plato completo… el orden de las recetas es el que seguí en la cocina, para que os hagáis idea de los tiempos, el granizado claro me llevó más tiempo, lo demás lo hice más o menos a la vez:

El granizado:
La noche antes meter al congelador la cubeta de la heladera… muy importante, yo por culpa de ese detalle tuve que atrasar una semana la receta… porque siempre se me olvidaba…
Por la mañana del día D lo primero preparamos la sandia, es decir sacamos la pulpa de la cáscara sin romper esta última… podéis aprovecharla para hacer boles de presentación o así… como hice yo que queda muy coqueto.
Despepitamos con cuidado la sandía, lleva su tiempo… y mientras podemos ir haciendo el sirope para el granizado, esto es disolver el azúcar en el agua en un cazo a fuego lento, cuando sea jarabe reservar en un baño frío (esto lo aprendí a hacer el otro día, es una tontunada pero yo no sabía así que lo incluyo por si hay algún despistado como yo… se trata de enfriar el sirope en un bol con hielo y agua fría y a la nevera un ratito, ya verás que rápido puedes usarlo).
Lo que nos queda por hacer es triturar en batidora o similar la pulpa a la que añadimos el sirope frío. Cuanto más frío esté el líquido mejor, acortamos trabajo en la heladera y evitamos que tarde todo el día… en mi caso es real mi heladera es en realidad un regalo que le hicieron a mi hermana de unos electrodomésticos de Disney… y bueno… sólo deciros que sí estuve todo el día.
El procedimiento para granizar es sencillo en heladera dejar que la misma vaya cristalizando el líquido y cuando tenga ya esa textura lo pasamos a un Tupper y al congelador… y así sucesivamente, en caso de no tener heladera, el truco está en ir congelando el líquido pero yendo al congelador varias veces a remover bien la mezcla, para que no se convierta en cubitos…

Las galletas:
Precalentar el horno a 180ºC
En un bol mezclar la harina tamizada con la mantequilla a temperatura ambiente hasta que tenga consistencia de pan rallado, añadimos entonces el queso, y deshacemos en la masa. Mezclar todo y formar masa homogénea
En una superficie enharinada extiende la masa y con un vaso, corta galletas o similar dales la forma que quieras (con esta cantidad y tamaño me salieron 16 galletas)
Engrasamos una bandeja de horno (yo tengo el spray de Wilton y es genial) y las horneamos, no más de 10 minutos… como veis se hacen pero no se doran mucho (pensad que yo no las barnicé con huevo…)
La cuna de patata y cebolla: Esta no tiene misterio, pochar ambas en aceite, como si fuerais a hacer una tortilla de patatas, que la cebolla quede pochada y dulce y las patatas tiernas y casi deshechas… yo este acompañamiento lo hago mucho en verano para los pescados frescos a la plancha… y si les añades un poco de pan rallado tenemos patatas panadera… como no teníamos pan rallado nos quedamos en cuna de patata, jjj.
Las brochetas de pollo:
También un sin misterio, marinamos los trozos de pollo en un poco de aceite y el diente de ajo rallado y a la plancha en brochetas (para que cunda la pechuga… yo hice los trozos pequeños y recorté las brochetas… y me salieron 2 generosas por persona)
Salsa de queso:La idea era para acompañar el pollo, pero mi padre que veía que el plato se le hacía muy poco se mezcló todo, la ensalada, el pollo y la salsa… otra forma e idea de hacerlo. Bueno, la salsa es solo 100 gr de queso fresco triturado con un poquito de leche, aceite y sal… quedo rica… no fenomenal pero sí suavita… muy bien para el pollo.
Por último la ensalada, que me gustó mucho, ya he visto que algunos blogs añaden melocotón al salado y el resultado nos gustó… la nuestra es de lechuga, melocotón, las miguitas de queso fresco que me sobraban… (que a esas alturas ya se me había secado un poco) y un aliño de aceite y sal… sin complicaciones pero apetecible.

Pues esa es la historia del plato, espero que os guste… me apetece mucho ver que han hecho los demás… en cuanto a las fotos quería que fueran alegres y coloristas propias del verano… y las tarjetas… bueno no tenía flores en ese momento y estas tarjetas son las que le escribo a mi abuela… que para estas cosas es un poco caprichuda…como os he dicho le dedico a ella la receta… por su paciencia y cariño con el que siempre me ha enseñado todo, no sólo en la cocina, sino en todas las cosas de la vida, ese es su secreto, y espero que el mío también.

Feliz verano a todos y hasta septiembre… Luz.


¡¡Y mañana la recopilación de recetas y el ganador del sorteo!!


Film &Food



6 comentarios:

  1. Luz, anímate a tener tu propio blog, es una receta magnifica y toda la historia que conlleva es una pena que se evapore en tu pensamiento... al escribirla aquí pervive... eso es el alma de un blog.
    A ver quien ganará mañana!! estoy que me muerdo las uñas!!
    Besines
    Nieves

    ResponderEliminar
  2. Pero ... ¿qué hace Luz que aún no se ha animado a hacer un blog? Las recetas están muy, pero que muy bien. El menú en general, super completo.

    A ver qué pasa mañana ...

    Besos!!

    ResponderEliminar
  3. Este comentario ha sido eliminado por el autor.

    ResponderEliminar
  4. Vaya currada de plato, Luz! bien completo y bien fiestero para celebrar que en la nevera solo queda un limón:-D

    Cuando me emancipé, mi madre me regaló una olla expres, para cuando tuviera que preparar de comer -cosa que mi madre separaba mucho del "cocinar"- y es que ella también tenía que llenar 5 pancitas con hambruna crónica...

    A mí el horno siempre se me dio mejor que la sartén así que cuando quería lucirme metía un pollo al horno... durante años he sido especialista en dejar un pechuga seca o cruda en la parrilla pero siempre jugosa en el horno... a estas alturas de la vida ya estoy segura que he heredado de ella esa buena mano en la cocina y el amor por los fogones:-) gracias por compartir tus cosas Luz!
    Besos

    ResponderEliminar